free web stats

Control de plagas

Cómo trabajamos

Biocon realiza sus tratamientos aplicando los métodos y sistemas más innovadores en el sector que se desarrollan en la Unión Europea y en EE.UU, cumpliendo con las normativas vigentes en el área de la sanidad e higiene pública.

La actual normativa (RD 2207/1995) pone de manifiesto que todas las empresas dedicadas a la alimentación, incluidas aquellas donde se elabora, manipula y/o distribuye comida, deben establecer normas de higiene relativas a los productos alimenticios en las que se incluyen servicios de limpieza, desinfección, desinsectación y desratización.

Teniendo en cuenta las actuales tendencias en la industria de control de plagas y la creciente preocupación por la “calidad de vida” y el “respeto por el medio ambiente”, nuestra empresa ha adoptado en todos nuestros servicios a clientes lo que se conoce a nivel mundial por M.I.P. (Manejo Integrado de Plagas).

Manejo Integrado de Plagas

M.I.P. es una combinación de control de plagas, buen saneamiento, educación, gestión de residuos sólidos, mantenimiento de edificios y, alternativamente, un control de plagas biológico, mecánico y físico. Como último recurso está el empleo de pesticidas (biocidas), reduciéndose de esta manera la exposición a biocidas y el potencial riesgo a la sociedad y al medio ambiente con el objeto de preservar las instalaciones de la presencia de roedores, insectos y microorganismos.
Nuestros planes de control se adecuan a las necesidades de cada cliente en particular, a la demanda pública y a las auditorías, realizándose un diagnóstico-estudio previo de cada instalación, efectuándose tratamientos de choque y mantenimiento, elaborando informes pre-post tratamiento, creando planos de ubicación de trampas de feromonas, portacebos de seguridad, atrapa insectos, insectocutores, etc. y asesorando sobre medidas preventivas y correctivas.
El hecho de erradicar una especie no deseable es prácticamente imposible, por ello la Organización Internacional de Lucha Biológica definió la estrategia de control integrado como aquella que es capaz de mantener especies nocivas por debajo del umbral de tolerancia, explotando en primer lugar los factores naturales de mortalidad y utilizando posteriormente métodos de lucha químicos, biológicos, etc. compatibles con el medio ambiente y la salud pública.

 

Para logra un adecuado plan de tareas en el MIP (Manejo Integrado de Plagas) y un óptimo resultado del mismo, se deben seguir los siguientes pasos:

control-plagas

  • Diagnóstico de las instalaciones e identificación de los factores de riesgo
  • Monitoreo
  • Mantenimiento e higiene (control no químico)
  • Aplicación de productos (control químico)
  • Verificación (control de gestión)

El uso de distintos elementos no químicos en el control de plagas, como por ejemplo las trampas de luz UV, son consideradas acciones físicas, así como la utilización de:

  • Sistemas bacteriostáticos UHF
  • Desinfección-desodorización
  • Sistemas bacteriostáticos WC
  • Ambientadores automáticos
  • UHF (unidades higiénicas femeninas)
  • Insectocutores

Comments are closed.